Atractivo del turismo rural frente al turismo de hotel (de gran población)

El turismo rural se desarrolla en lugares tranquilos, dentro de pequeñas poblaciones o fuera de ellas, en un entorno natural que ofrece sosiego y paz.

Se suele tratar de antiguos edificios reformados por sus propietarios; en nuestro caso, una masía con más de 200 años de antigüedad que rehabilitamos preservando el carácter original de la casa pero añadiéndole los elementos de confort y comodidad de un hotel moderno. En nuestra edificación, predominan los cristales y grandes ventanales lo que se traduce en una gran luminosidad y en un acercamiento de la naturaleza a las estancias.

El servicio que dan los propietarios de un alojamiento de turismo rural al cliente es más personalizado, más cercano que en otro tipo de hotel.

La ubicación en plena naturaleza, permite ofrecer a nuestros huéspedes silencio y profundo reposo durante la noche, y distensión, relajación, meditación durante el día, disfrutando de los olores y colores de la naturaleza y del contacto con ella.

La provincia de Alicante es la segunda más montañosa de España con multitud de sierras y valles.

A pocos kilómetros de las playas de Alicante y Benidorm, existe un paisaje de interior desconocido para muchos de los miles de turistas que se dan cita en los hoteles de la Costa Blanca. A unos 30 minutos en coche del mar, se halla un lugar por descubrir para los amantes del senderismo, de la escalada, de los paseos en bicicleta o a caballo, de los deportes de multiaventura y también para aquellos que se sienten atraídos por pueblos llenos de historia.

Al estar situados al pie de una montaña y frente a un valle de olivos y almendros, se puede tomar nuestro hotel como punto de partida del paseo, sin necesidad de coger el coche como en un hotel de ciudad. Unos viajeros optan por pasear en llano por el valle; otros por subir la pendiente de la montaña para recrearse en las vistas de la sierra y del extenso pinar, aspirar el olor de sus plantas aromáticas, escuchar el canto de los pájaros, observar la extensa fauna y flora del lugar. El caminante que lo desee, puede recorrer senderos, durante horas, sin cruzarse con otro paseante.

A la vuelta de una excursión o de una visita a los pueblos de los alrededores, sentarse en algún rincón de nuestras instalaciones a disfrutar del atardecer, único e irrepetible cada tarde, representa un placer inexplicable.

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.