¿Quieres educar a tu perro? Toma nota de estos trucos y consejos

Comparte la noticia:

¿Un nuevo miembro ha llegado a la familia en forma de mascota? ¿Acabas de comprar un perro? Entonces imaginamos que querrás educarlo, y que evidentemente querrás hacerlo lo mejor posible, ya que un perro bien educado te hará la vida mucho más fácil.

Si consigues un correcto adiestramiento, tu perro se acostumbrará a realizar sus necesidades en el lugar y en el momento indicado, evitará que pueda realizar destrozos en el hogar o que muestren un mal comportamiento hacia los extraños.

Conscientes de ello, hemos preparado un post siguiendo el método de adiestramiento Border Collie, en el que te vamos a dar una serie de consejos a tener en cuenta para educar correctamente a tu perro. No te los pierdas.

La edad es importante

La edad es posiblemente el factor más diferencial a la hora de educar a un perro. Los expertos aseguran que la mejor época para comenzar el adiestramiento de un perro es a partir de los cuatro meses de edad, ya que se encuentran en su mejor momento cognitivo.

Además, hasta los cuatro meses de edad la mayoría de perros todavía no han completado su plan vacunatorio, por lo que no son aptos para salir a la calle.

¿Cómo conseguir que hagan sus necesidades en el lugar correcto?

Una de las principales preocupaciones que surgen con los perros, especialmente cuando son cachorros, está relacionada con que hagan sus necesidades en los lugares menos oportunos.

Para evitarlo, lo primero que debemos tener en cuenta es que los perros son animales de rutinas, y que acostumbran a realizar sus necesidades siempre en el mismo momento. Por ello es importante que prestemos atención al momento en el que los perros realizan sus necesidades y tomemos nota, para que al llegar ese momento estemos preparados, y evitemos así que se realicen sus necesidades encima.

¿Cómo evitar que salten sobre las visitas?

Uno de los principales problemas de los perros está relacionado con las visitas que recibimos en casa, y es que acostumbran a saltar y tirarse encima de ellos, algo que puede resultar especialmente molesto, si a las visitas no le gustan demasiado los perros.

Para evitar esto, lo más recomendable es salir a pasear unos instantes antes a la llegada de la visita. De este modo el perro estará cansado y se mostrará más tranquilo, hasta el punto de que es posible que ni siquiera se acerque hasta la puerta.

En cualquier caso, si siente euforia por la visita, es importante acompañarle hasta la puerta para evitar que pueda resultar excesivamente molesto. Si se le castiga o se le ata, será peor, ya que sentirá ansiedad y se mostrará mucho más nervioso.

El mito de los premios

Y existe la creencia de que los perros obedecen más y mejor cuando se les otorga premios por su buen comportamiento. ¿Mito o realidad?

Podríamos decir que esto es así a medias, ya que es cierto que un perro responde muy bien a los estímulos al principio, pero esto no debe ser una costumbre, ya que de lo contrario, se convertirá en algo habitual y únicamente responderá cuando sepa que tiene un premio esperándole.

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.