¿Qué función tienen las prótesis de pene?

Es posible que hayas escuchado hablar en alguna ocasión sobre las prótesis de pene y que realmente hayas sentido curiosidad por saber de qué se trata y qué función tienen. Pues bien, las prótesis de pene se muestran como unos cilindros que por lo general suelen estar realizados con silicona médica y que tienen una estructura anatómica.

El objetivo de las prótesis de pene es devolver al pene la rigidez que resulta necesaria para poder llevar a cabo relaciones sexuales en aquellos casos en los que se sufre de impotencia funcional. Para conseguirlo, las prótesis se introducen en los cuerpos cavernosos del pene, pudiendo escoger entre prótesis hidráulicas o prótesis maleables.

Se realiza a través de una intervención quirúrgica que en los últimos años ha evolucionado a un ritmo vertiginoso, tanto, que a día de hoy cuenta con todo tipo de posibilidades y vías disponibles para realizar la implantación de prótesis. Dicha intervención dura aproximadamente unos 60 minutos y requiere de anestesia local o regional.

Es una intervención que no supone ningún riesgo y que es realmente sencilla. De hecho, ni siquiera necesita ningún tipo de cuidado especial más allá del clásico reposo, y es que el paciente podrá abandonar la clínica en menos de 24 horas e irse a casa a descansar.

Los expertos estiman que hay que dejar pasar algo más de un mes para poder recuperar la vida sexual, siempre y cuando previamente el médico lo haya aprobado.

La mejor solución para la impotencia funcional

Las prótesis de pene se han mostrado estos últimos años como la mejor opción para solucionar la impotencia funcional. Aun así es importante que antes de decantarte por esta opción valores con tu médico las diferentes posibilidades. Lo que es un hecho es que en algo más del 10% de problemas de disfunción eréctil la única solución válida son las prótesis de pene.

Un claro ejemplo lo encontramos en las operaciones de próstata, en las que es habitual que aparezcan problemas de disfunción eréctil que no se pueden solucionar sin la ayuda de la cirugía. En estos casos, la gran mayoría de pacientes apuestan por recurrir a las prótesis de pene para poder disfrutar de nuevo de sus erecciones.

Unas prótesis que llevan actualizándose y evolucionando durante más de 35 años, nada más y nada menos, siendo hoy en día la solución más eficaz y segura entre las que elegir.

¿Qué prótesis es la más adecuada?

Dependiendo de cada caso se debe escoger entre las diferentes prótesis disponibles. En total son cuatro: prótesis maleables, prótesis hidráulicas de un cuerpo, prótesis hidráulicas de dos componentes y prótesis hidráulicas de tres cuerpos.

La elección variará principalmente según la propia anatomía del pene así como del problema que se sufra y que haya provocado la necesidad de implantar una prótesis. La elección también dependerá del presupuesto de cada uno, ya que cada una de las prótesis tienen un precio diferente, aunque sin duda merece la pena hacer un esfuerzo económico para poder disfrutar de la prótesis que pueda garantizarte los mejores resultados.

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.