¿Por qué viajar a Barcelona?

Comparte la noticia:

Algo tendrá Barcelona para ser una de las ciudades europeas que reciben más visitantes al año. Procedentes de todo el mundo, más de ocho millones de turistas eligen la Ciudad Condal para pasar sus vacaciones. Muchos de ellos vienen en grupos organizados, pero junto al turismo de masas, también hay viajeros que buscan disfrutar de las esencias menos visibles de la ciudad.

Si estás pensando en escaparte unos días de tu localidad y buscas una ciudad llena de posibilidades, aquí te daremos buenas razones para que elijas Barcelona. De la mano de Barcelonina podrás sacarle el máximo partido a cada día, y para que vayas abriendo boca, empezaremos por repasar esos lugares imprescindibles que tienes que conocer.

Lo que no te puedes perder

Una visita a Las Ramblas es la mejor manera de empezar a tomarle el pulso a la ciudad. Desde ahí puedes explorar el mercado de La Boquería, una auténtica atracción turística inaugurada en 1.840 y en la que, además, podrás comprar productos frescos en alguno de sus 300 puestos.

El teatro de El Liceo y el monumento a Cristóbal Colón, son otros puntos de interés que te esperan de camino hasta el Puerto de Barcelona. Y muy cerca de Las Ramblas, también podrás disfrutar de la Catedral gótica, que se empezó a construir en el siglo XIII, y la Plaza de San Jaime donde están el Palacio de la Generalitat y el Ayuntamiento.

Pero, sin duda dos símbolos de Barcelona de visita obligada son, la Sagrada Familia y el Parque Güell. Ambos, son lugares emblemáticos diseñados por el arquitecto Antoni Gaudí.

La visita a la basílica de la Sagrada Familia te dará una idea de la genialidad de Gaudí. A esta obra dedicó los últimos años de su vida y en ella sintetizó todos sus conocimientos e influencias.

El Parque Güell es un espacio público con jardines y elementos arquitectónicos cuya fama ha recorrido el mundo. Su dragón ya es un símbolo de la ciudad.

Otros lugares que te seducirán son el medieval Barrio Gótico, la también gótica basílica de Santa María del Mar, la Fundación Miró o el Museo Picasso, que dispone de más de 4.000 obras del pintor.

Una ciudad de emociones

Pero más allá de la arquitectura y el arte pictórico, Barcelona se vive en sus calles. Se saborea en sus terrazas o en los restaurantes del Born; se baila en sus salas de conciertos y discotecas; o se disfruta en sus playas y espacios naturales. Entretenimiento y un mundo de tiendas para todos los bolsillos en las que puedes pasarte horas asombrándote.

Por el barrio del Raval o por la Barceloneta, cualquier paseo evoca antiguas historias y las mezcla con la modernidad más vanguardista. Porque Barcelona también es eso, un puente entre distintas épocas y entre culturas de lugares distintos que se combinan sobre las mismas calles.

En familia, en pareja y hasta en solitario, viajar a Barcelona es una experiencia llena de emociones. Una ciudad cosmopolita te está esperando a muy poca distancia. Tan cerca que, si lo piensas, hasta puedes sentirte ya en cualquier rincón histórico de Ciutat Vella.

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.