Crece la competencia entre las empresas de mudanzas por la rebaja de sus precios

En los últimos años hemos visto cómo han empezado a proliferar la aparición de empresas de mudanzas en toda Barcelona.

Aunque la economía todavía no ha mejorado de forma significativa, lo cierto es que sí que las personas ha sentido cierto alivio y algunas hasta han podido mudarse a la casa de sus sueños.
Algunas no han tenido tanta suerte: puede que hayan encontrado un alquiler mucho más económico o no hayan podido hacer frente a la hipoteca de su hogar, en cuyo caso no han tenido más remedio que contratar a una empresa de mundanzas para poder dejar atrás el que antes había sido su hogar.
Ante el aumento de la demanda de este tipo de servicios se ha observado cómo el mercado ha empezado a saturarse de empresas que buscan abrirse un hueco.
En principio esto es bueno tanto para la economía como para el consumidor: al haber tanta variedad podrá decantarse por aquellos precios que realmente se ajusten al presupuesto que tenía pensado.

Empresas “profesionales” con poca profesionalidad

El problema de esta situación es que han aparecido empresas que dicen ser profesionales pero que en realidad no lo son. Saben cómo moverse en el mercado: ofrecen todo tipo de servicios a un precio irrisorio para conseguir atraer a los clientes.
Estos, en cuanto los comparan con otras empresas, se dan cuenta de que son mucho más económicos y por eso no dudan ni un momento a la hora de su contratación.
Sin embargo, en cuanto termina la mudanza se dan cuenta de la baja calidad que tiene y de que nunca tendrían que haberse fiado de una empresa similar.
empresas-mudanzas-nacionalesLos auténticos profesionales tienen conocimiento de este fenómeno y por eso han denunciado la situación. Además, advierten al usuario de la falta de garantías que tienen estos servicios “lowcost”.
En uno de los criterios en los que hay que basarse antes de contratar una empresa de transportes es en sus testimonios asociados. Cuando un cliente hace una mudanza a través de una agencia, tiende a expresar su opinión de todo el servicio (sobre todo si este ha sido nefasto).
Para acceder a ellas tan solo tenemos que utilizar Internet: algunas empresas tienen de un apartado especial para que el cliente pueda llegar a opinar… Sin embargo, suelen borrar los comentarios que son negativos.
No obstante hay que buscarlas mucho más allá de las propias webs de empresa. Por ejemplo, podemos entrar en Google y escribir la palabra “testimonios” seguido del nombre de la empresa. Con este pequeño truco podemos saber lo que sus clientes piensan de ellas y ver si nos interesa o no.
En cualquier caso huye de aquellas ofertas que parezcan demasiado buenas para ser ciertas… principalmente porque puede que lo sean. Contrata solamente calidad porque no siempre esta tiene que ser cara.

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.