Consejos para la puesta a punto de tu vehículo antes de un viaje

Antes de irnos de viaje, es de vital importancia que nos aseguremos que el vehículo se encuentra en las mejores condiciones; solamente de esta forma minimizamos el riesgo de que se produzca algún tipo de accidente:

¿Qué cosas debes tener en cuenta?

Nivel de aceite: El nivel de aceite es lo primero que tenemos que revisar, especialmente cuando hemos cambiado de estación (tanto las temperaturas bajas del invierno cómo las altas del verano podrían haberlo estropeado). Muchas personas, alegando que usan el coche muy poco y solo en ciudad, no lo comprueban, pero esto es un error. Recuerda que el coche consume más aceite cuando se circula en tráfico lento.

Luces: También tenemos que revisar las luces, si hay alguna que esté fundida, si no están bien reguladas. Si se detectase cualquier tipo de anomalía, deberíamos de llevar el vehículo al taller para que arreglara el problema cuanto antes. No identificar un problema de luces podría provocar que no nos miren en lugares oscuros, por lo que podríamos tener un accidente grave.

Líquido de frenos: Para comprobar si el nivel de líquido de frenos está en un estado óptimo, lo que deberíamos hacer es pisar el pedal de freno a fondo. Si vemos que este baja mucho, entonces ha llegado el momento de rellenarlo. Piensa que este líquido tiene la función de hacer que se detenga el vehículo.

Estado de los neumáticos: A medida que vamos usando el vehículo, los neumáticos tienen un cierto rodamiento que los irá estropeando. Poco a poco se irá desgastando el dibujo, lo que nos quiere decir que el agarre de los neumáticos no será el mismo.

Hay que revisar el dibujo, si existe algún corte, perforación, abolladura o un desgaste que no sea normal. La presión también debe de ser la correcta y siempre se tiene que tomar en frío.

Batería: Para ver el estado de la batería, tendremos que analizar el motor. Si vemos que lanza algún tipo de líquido, entonces ha llegado el momento de cambiarla ya que seguramente será el ácido sulfúrico que se utiliza para su mantenimiento. Si vemos que tiene un aspecto oxidado o rugoso, también conviene cambiarla.

Otros elementos: También deberíamos comprobar que tenemos el chaleco reflectante, la rueda de repuesto, el gato, los triángulos de emergencia por si tenemos algún accidente, etc.

Por otra parte, deberíamos de estar en disposición de una segunda llave del vehículo que en empresas como www.carkeysystem.com nos pueden hacer el duplicado a un buen precio. Así, en el caso de que podamos llegar a perder la principal, podemos estar seguros de que siempre tenemos la copia para poder seguir usando el vehículo.

Si sigues estos consejos, podrás estar seguro de que tu viaje no tendrá ningún tipo de imprevisto.

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.