¿Cómo funciona un bronceador y por qué es importante utilizarlo?

Los rayos del sol son fuentes de salud, ya que, por ejemplo, favorecen la síntesis vitamínica. Sin embargo, más allá de los beneficios para la salud y estética, también implican determinados riesgos, por lo que vale la pena que nos protejamos de ellos mediante bronceadores naturales.

A continuación, te explicaremos por qué tienes que tomar estas precauciones.

Ventajas y peligros de la radiación solar

Cuántas veces hemos escuchado eso de que el sol es salud… Y, como te hemos avanzado, no es incierto, pero, como en tantas otras ocasiones, hay que actuar con moderación. El sol aporta beneficios a la salud, pero en su justa medida.

Además, hemos de contar con el interés de muchas personas por ponerse morenas, es decir, por lucir un color de piel dorado y que resulte atractivo. Se trata de una tendencia que lleva décadas triunfando.

El inconveniente radica en que la exposición al sol (sobre todo, si se produce durante un largo espacio de tiempo seguido) puede conllevar distintos problemas de salud.

A grandes rasgos, entre los rayos ultravioletas, hemos de considerar la incidencia de los UVA y UVB. Los primeros producen el envejecimiento de la piel y pueden generar cáncer en ella. Por su parte, los segundos se relacionan con las quemaduras y los enrojecimientos y predisponen al cáncer.

Por lo tanto, si vas a tomar el sol (tanto en verano como en invierno), has de tomar ciertas precauciones. En las siguientes líneas, te damos unos importantes consejos.

Te va a hacer falta un bronceador

En primer lugar, has de tener en cuenta que, a día de hoy, puedes contar con productos de lo más sofisticados. Tienes que valorar que es posible optar por bronceadores que forman parte de las gamas de la cosmética natural, lo que resulta muy positivo para la salud. Los puedes conseguir, por ejemplo, en los herbolarios online.

Los bronceadores, como productos de uso externo, llevan sustancias que, una vez esparcidas convenientemente por tu piel (tanto del rostro como del resto del cuerpo), van a servir para protegerla de las radiaciones perjudiciales. Hoy en día, dado el avance de la cosmética, puedes, además, optar por un producto 2 en 1. Es decir, por un bronceador y protector solar en la compra del mismo artículo. A grandes rasgos, estos productos facilitan, en su justa medida, el efecto de los rayos UVA, con el fin de favorecer el bronceado. Asimismo, van a minimizar los efectos negativos de los rayos UVB.

Por consiguiente, estos bronceadores naturales se han convertido en indispensables, pues te proporcionan protección solar y te permiten conseguir el color de piel que deseas.

Eso sí, has de saber utilizar correctamente los bronceadores. En este sentido, te conviene leer con detenimiento las instrucciones y, sobre todo, las relativas al Factor de Protección Solar (FPS), el cual se estipula en función de los tipos de piel y sus sensibilidades al sol (con distintas numeraciones, desde la protección baja a la extrema, pasando por la alta, media y máxima).

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.