¿Son beneficiosas las bolas chinas durante el embarazo?

bolas chinas durante el embarazo
Las bolas chinas consisten en, tal como su propio nombre indica, unas bolas que están completamente cubiertas de silicona médica y que están unidas entre sí por un cordel a cada extremo, con el objetivo de facilitar que salgan de la vagina. Las bolas chinas suelen ser dos esferas que tienen el objetivo de fortalecer el suelo pélvico, como si se tratasen de los convencionales ejercicios de kegel.

Los ejercicios que se realizan con las bolas chinas durante el embarazo consisten en contraer el músculo pubocoxígeo. Un ejercicio que no resulta demasiado complicado, pero que al principio puede crear algo de controversia, ya que puede ser difícil encontrar los diferentes músculos del suelo pélvico, lo que les lleva a empujar hacia fuera en vez de contraer. Esto puede llegar a crear diferentes problemas de incontinencia.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Tanto la prevención como el tratamiento de la incontinencia urinaria en el embarazo y en el postparto, ayuda a mejorar los diferentes mecanismo de cierre uretral. Y es que disfrutar de una fuerte musculatura ofrece múltiples beneficios a las mujeres embarazadas, ya que les ayuda a prevenir todo tipo de molestias o lesiones, les facilita el parto y previene la episiotomía.

Un suelo pélvico relajado provoca la expulsión del feto con una mayor facilidad y hace que no se produzca un desgarro perineal, que ayuda a acortar los tiempos de la recuperación.

¿Cómo usar las bolas chinas?

La principal duda tiene que ver con cómo utilizar las bolas chinas durante el embarazo. Es importante tener en cuenta que antes de meter las bolas chinas dentro de la vagina, es preciso lubricarlas con un lubricante especial que cuente con una base acuosa. Esto ayudará a que sean mucho más fáciles de introducir y de extraer.

Puedes optar por lubricar las bolas o en cambio la entrada de la vagina, o las dos. Debes meter las bolas con especial cuidado, una por una, asegurándote de que el cordel quede en el exterior como si se tratase de un tampón. Una vez notes que están dentro y que no te sientes incómoda, significará que ya están listas.

Es importante que el uso y el entrenamiento con las bolas sean regulares. No es necesario llevarlas dentro demasiado tiempo, pero sí que es fundamental ser constantes. Lo mejor es utilizarlas unas dos veces al día con una duración de unos 15 minutos cada vez, en caso de las terapias de choque. Mientras que en las terapias de mantenimiento, hay que utilizar las bolas entre dos o tres veces por semana.

¿Debo tomar alguna precaución?

Es importante que si no aprecias ningún resultado respecto a la incontinencia tras seguir la terapia durante unos tres meses aproximadamente, acudas a tu médico. Normalmente, la principal incontinencia en las mujeres es la de esfuerzo, pero también hay otras incontinencias con otros tipos de síntomas menos frecuentes, que pueden necesitar otro tipo de tratamiento.

Su uso no tiene efectos negativos en el embarazo. Eso sí, hay que tomar diferentes precauciones y tener una serie de cosas en cuenta. Por ejemplo, no se recomienda su uso a lo largo de la cuarentena, hasta que no haya cicatrizado perfectamente la episiotomía y hayan desaparecido por completo las molestias ocasionadas por ésta.

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.