¿Qué es la terapia Bemer y cómo funciona?

El objetivo principal de esta terapia es el de activar la microcirculación sanguínea. Este tipo de circulación se encarga de transportar los nutrientes y el oxígeno a las distintas células del organismo y también tiene un papel clave en la eliminación de residuos; es, por tanto, muy importante para gozar de una buena salud que la microcirculación esté adecuadamente activada. Además, la mayoría de estos procesos tan significativos tiene lugar en estos vasos sanguíneos tan pequeños, y este tipo de terapia favorece su desarrollo óptimo.

El sistema de señal Bemer se ha creado en función de los conocimientos más actuales que existen sobre los ciclos biológicos que tienen lugar en el organismo. Estos procesos son primarios y se regulan de forma local a nivel de la microcirculación. Además, todos los los productos de la terapia Bemer están oficialmente aprobados para su uso médico y cuentan con gran acogida.

Funcionamiento de esta terapia

La terapia vascular de Bemer utiliza señales electromagnéticas que se envían a los vasos sanguíneos para lograr una estimulación de la microcirculación. Se utiliza un orden y una estructura concretos en el envío de estas señales para lograr el balance y la regulación óptima del flujo sanguíneo.

Mediante el uso de estos aparatos, el bombeo de la sangre se ve favorecido, lo que conduce a que los tejidos tengan una mejor oxigenación y nutrición y por tanto puedan llevar a cabo los procesos de reparación y curación. Esto es beneficioso en el tratamiento de diversas enfermedades como la artrosis, en las que el problema se debe a una inadecuada regulación de los ciclos del organismo.

Esta terapia está especialmente aconsejada como tratamiento complementario en enfermedades degenerativas relacionadas con el movimiento; puede potenciar los efectos positivos de otros tratamientos como la fisioterapia o los medicamentos. Asimismo, al no tener efectos secundarios y basarse en la regulación y la estimulación para lograr la curación del cuerpo por sí mismo, es apta para todas las edades.

¿Qué beneficios tiene?

Este tratamiento no solo se recomienda para curar enfermedades, ya que es muy eficaz también en la prevención. La estimulación correcta de los diminutos vasos sanguíneos que componen la microcirculación hace que los tejidos y los órganos estén plenamente abastecidos de sangre, lo que contribuye a que tanto el rendimiento físico como el mental alcancen niveles óptimos.

Por eso, con esta terapia tienes la posibilidad de conservar la agilidad del cuerpo y de la mente a pesar del paso de los años. ¿Tienes estrés, ansiedad o dificultades para conciliar el sueño? Pues has de saber que con este tratamiento puedes lograr una sensible mejoría, y te sentirás revitalizado, lo que te ayudará a combatir el cansancio o la fatiga crónica.

Como esta terapia consigue una buena irrigación de los tejidos, otra consecuencia es que acelera la curación de las heridas favoreciendo su cicatrización; puede servirte también si padeces dolor de espalda o lesiones musculares, pues en general ayuda al cuerpo a que sane por sí mismo.

The following two tabs change content below.

Bajarse del mundo

Noticias recientes sobre todo lo que tiene que ver con los ciudadanos que viven en nuestro mundo. Comentamos la ciencia moderna actual, aconsejamos sobre temas necesarios y aportamos destinos placenteros para unas grandes escapadas.